El arroz dorado es un arroz transgénico desarrollado para paliar el déficit de vitamina A que sufren las poblaciones que se alimentan casi exclusivamente de arroz. Esta deficiencia es la causa que miles de niños se queden ciegos cada año por xeroftalmia o ceguera seca.  Este proyecto implica utilizar muchísima tecnología y muchas patentes, por lo que se acordó financiarlo con un consorcio público y ceder todas las patentes y semillas a los beneficiarios, por lo tanto no depende de ninguna gran empresa, es un esfuerzo de muchas organizaciones sin animo de lucro, ONGs y organismos públicos. Obviamente el desarrollo de esta tecnología ha sido muy lento. Actualmente están en las últimas etapas, que entre otras cosas, implica realizar cruces con variedades locales para facilitar su cultivo en diferentes países. Un cultivo transgénico es el alimento más evaluado de la historia de la humanidad y el arroz dorado no va a ser una excepción. Lleva bastante tiempo siendo sometido a diferentes tipos de ensayos. Antes de cultivarlo a gran escala necesitamos saber si las variedades generadas acumulan la suficiente provitamina A, que biodisponibilidad tiene, y por supuesto, aunque la posibilidad sea mínima, si tiene cualquier tipo de toxicidad.
Ante el anunció que se está realizando un ensayo clínico alimentando a niños con arroz dorado Greenpeace ha sacado una agresiva campaña a nivel mundial para denunciar que la pérfida industria transgénica está utilizando a niños como cobayas y envenenándolos con transgénicos. Greenpeace España también ha seguido al dictado esta campaña, pero el Ferreirim es mucho Ferreirim y ha aprovechado para hacer una apología del monocultivo intensivo, poniendo como ejemplo los arrozales interminables de china, donde se utilizan fertilizantes y pesticidas sin ningún tipo de control y el respeto medioambiental brilla por su ausencia. De hecho en China se están cultivado diversas variedades de arroz transgénico sin ningún tipo de autorización y lo sabemos por que han aparecido partidas contaminadas en Europa. Esta presión ha logrado frenar el desarrollo del estudio, así que de entrada ya sabemos, que cuando Greenpeace diga que no tenemos suficientes datos sobre los transgénicos, es por culpa suya. Greenpeace está en contra de la investigación.

(fuente de info: http://www.losproductosnaturales.com/2012/09/greenpeace-y-monsanto-la-extrana-pareja.html)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s